La creación de direcciones bitcoin multifirma

En Bitcoin existen hasta ahora dos tipos de direcciones:

 

La dirección Bitcoin Estándar:

Por ejemplo esta “15Cytz9sHqeqtKCw2vnpEyNQ8teKtrTPjp“, que son llamadas técnicamente P2PKH (Pay To Public Key Hash) y empiezan por “1”.

La dirección Bitcoin Multifirma:

Por ejemplo esta “347N1Thc213QqfYCz3PZkjoJpNv5b14kBd“, que son llamadas técnicamente P2SH (Pay To Script Hash) y empiezan por “3”. Estas fueron desarrolladas por Gavin Andresen y fue presentada en marzo de 2012.

¿Qué es una Dirección Bitcoin Multifirma?

Las direcciones multifirma son direcciones Bitcoin que, a diferencia de las direcciones Bitcoin estándar, pueden estar gestionadas por muchas personas al mismo tiempo.

Para que una transacción Bitcoin pueda ser añadida en la blockchain debe de ser firmada siempre (Recuerda: En Bitcoin solo se autorizan los envíos. Una dirección puede recibir bitcoins libremente, pero sólo puede enviar con la firma). La firma se efectúa a través de una clave privada asociada a una dirección en donde se encuentran los bitcoins de dicha transacción.

En las direcciones multifirma, la firma para autorizar la transacción se crea de forma colectiva (sin coste). Por ejemplo, se pueden encontrar cajas fuertes con una sola llave o con varias. Eso sí, en las multifirma, muchas veces no son necesarias todas las llaves (firmas) para autorizar la transacción. Es decir, puedes crear una dirección multifirma a partir de tres llaves, pero que necesite solo de dos de ellas (sin importar cuales) para poder abrirse. Es lo que se conoce como una “dirección Bitcoin multifirma 2 de 3”. Y de la misma forma pueden ser 3 de 5, 4 de 7, 6 de 10,…. o incluso 2 de 2.

¿Como diferenciamos una dirección Bitcoin Multifirma de una Standard?

Pero no todas las direcciones que empiezan por “3” son direcciones multifirma ya que pueden tener otras funciones, aunque su uso más común es ese. Todas las direcciones que empiezan por “3” son direcciones P2SH. Todas las direcciones multifirma empiezan por “3”. Pero no todas las direcciones que empiezan por “3” son direcciones multifirma.

Hasta la aparición de las direcciones P2SH solo existían las de tipo P2PKH que empiezan por “1”. Pero sí que había direcciones multifirma. Era posible de forma muy rutinaria y no existía un modo estándar y común para crearlas.

La capacidad de realizar transacciones colaborativas de forma descentralizada es una innovación tecnológica increíble y es gracias a la magia de la criptografía y la informática lo que ha hecho que esta práctica pueda ser llevada a un nuevo nivel.

Para explicar el proceso de creación de una dirección bitcoin multifirma se usará  un ejemplo de una dirección 2 de 3.

Para ello se necesitan tantas direcciones Bitcoin (estándar) como participantes se quiera incluir para su gestión. Una vez creadas las direcciones se entregan las claves públicas de las tres a uno de ellos. Así se podrá crear la dirección P2SH (la dirección multifirma que empieza por “3”), indicando que son dos las claves mínimas necesarias.

De esta manera se podrán realizar transacciones. Siempre estarán firmadas con las claves privadas individuales, nunca con las claves públicas. Se pasará de un participe a otro para firmar, sin importar el orden y dependiendo del número de firmas necesarias (en este caso 2). Tras esta autorización, es lanzada a la red Bitcoin.

Hay librerías en casi todos los lenguajes de programación para abstraerse de todas las fórmulas matemáticas y donde únicamente le debes indicar número de partícipes y claves necesarias. Con ello se podrán crear nuevas ideas.

Casos de uso de la dirección Bitcoin multifirma.

A continuación, se describen tres casos de uso sencillos y que son de los más usuales.

1. Autorización colectiva.
Toda situación donde sea esencial tramitar un dinero entre más de una persona:

  • Empresa en la que los pagos son autorizados por más de una persona.
  • Pareja en la cual ambos pueden o deben autorizar el pago de un gasto del hogar.
  • ONG que quiere dar transparencia y seguridad en el destino de su dinero.
  • Etc, etc…

2. Seguridad

Incluso para personas individuales tener más de una firma certifica la seguridad que se necesita en ocasiones. Como por ejemplo, guardar bitcoins.

3. Arbitraje sin confianza.

Un proceso de arbitraje permite que un tercero actúe de juez para determinar el resultado de una transacción entre dos partes. Por ejemplo, si una persona te vende algo, tu puedes mandar el dinero a un tercero y, cuando la otra persona te mande el producto, el árbitro le entrega el dinero. Por supuesto, en una transacción normal, el árbitro debe ser una persona de confianza para ambas partes y totalmente neutral. Pero gracias a la multifirma, esto no es necesario.

Esto sucede porque si, por ejemplo, se crea una dirección multifirma 2 de 3 para la transacción solo será imprescindible que 2 de las 3 personas estén de acuerdo para ejecutar la transacción. Y ninguna de las tres por separado puede quedarse con el dinero, lo que hace que se busque otra solución.

Este escenario es una práctica muy usual en muchas plataformas que venden productos o servicios entre particulares y soportan Bitcoin como medio de pago.

→ Si te interesa el tema te recomendamos también

Monederos Bitcoin Multifirma

Call Now ButtonLLámanos