¿En que consiste la minería de bitcoin?

Para minar y obtener como recompensa Bitcoin se necesita resolver un problema matemático en el que cada 10 minutos compiten miles de nodos; siendo la red de computación más potente que hoy en día existe. El reto matemático tiene el mismo proceso siempre, lo que cambian son las variables y solo se resuelve probando número al azar hasta dar con el resultado correcto. El primero en conseguirlo se lleva los Bitcoins. Por ello, los llamados mineros buscan la eficiencia mejorada en sus dispositivos. ¿Cómo funciona el minado? La gente envía de forma constante Bitcoins de un lado a otro pero salvo que alguien registrase todas estas transacciones, nadie podría comprobar quién ha pagado qué en un momento determinado. Para ello existe el Blockchain. Los mineros se dedican a confirmar esas transacciones y escribirlas en el “libro mayor” (cadena de bloques). Cuando se crea un bloque, se genera una cadena haciendo la lista cada vez mayor. Todo ello actualizándose en tiempo real. Los mineros se encargan de que la cadena de bloques permanezca intacta y que nadie la pueda manipular. Cuando se crea un bloque de transacciones, los mineros dan lugar a él siguiendo un proceso. Se trata de coger la información del bloque y aplicarle una fórmula matemática, convirtiéndolo en algo diferente. Esta nueva “pieza de información” es corta y se denomina “hash”. El “hash” se guarda con el bloque, al final. Debido a que el “hash” de cada bloque se produce utilizando el “hash” del bloque inmediatamente anterior, se convierte en una versión digital de un “sello de lacre”. Confirmar que ese bloque y todo aquel que va a continuación es legítimo. Si intentases falsificar una transacción cambiando un bloque que ya había sido almacenado en la cadena, el “hash” de ese bloque cambiaría.

→ El Bitcoin lo creamos todos!

En el sistema tradicional monetario, cuando un Gobierno necesita más saldo simplemente lo imprimen. En el sistema Bitcoin, no se crea, se descubre. A este hecho se le llama minar.

Call Now ButtonLLámanos