Financiación 3.0

¿Qué es una ICO?

Una ICO (Initial Coin Offering) busca la financiación de una iniciativa mediante la emisión de una moneda sobre la tecnología Blockchain, una criptomoneda.

Toda iniciativa, si quiere llevarse a la práctica, requiere de una serie de costes económicos. Estos gastos se han financiado con alguna de esta tres formas (o una combinación de ellas):

  • Venta de acciones. 

La financiación por venta de acciones es una de las opciones tradicionales más usadas. Estas acciones representan una participación de la empresa y por tanto de sus beneficios. Si a la empresa le va bien y gana más dinero, lo normal es que sus acciones suban de precio con el paso del tiempo, pues las acciones generan dividendos, es decir la empresa periódicamente da parte de sus ganancias a quien posea sus acciones. Posteriormente, quien haya comprado alguna de estas acciones, podrá intercambiarlas por dinero a otros compradores interesados.

Uno de los problemas principales para las empresas a la hora de salir a bolsa son las enormes exigencias que tienen que cumplir.

  • Deuda (Préstamos).

Este tipo de financiación consiste en pedir prestado dinero. Los préstamos pueden ser pedidos a cualquiera que pueda prestarte dinero: particulares o empresas, entidades financieras e incluso instituciones gubernamentales entre otros. El esquema más común es, te prestan una cantidad X de dinero para devolverlo en Y años pagando un Z% de interés. Ese interés es el beneficio que se lleva el prestamista

  • Subvención.

Las subvenciones pueden ir asociadas o no a un préstamo. A menudo están entregadas por organismos gubernamentales y no están sujetas a una devolución del dinero.

En los últimos años la revolución digital que vivimos ha traído consigo nuevas formas de financiación colectiva. Llamado crowdfunding, es una manera de financiación colectiva o micromecenazgo. Se define una ventana de tiempo y en dicho periodo es cuando se recogería el dinero.

Actualmente la irrupción de las criptomonedas y la tecnología blockchain también ha logrado la democratización de la financiación de ideas a través de las ICO. Este tipo de instrumento permite la captación de fondos mediante la venta de una criptomoneda. Con este tipo de tokens, cualquier idea podía usar esta técnica para financiarse de forma cómoda ofreciendo, por ejemplo, un token que te permitiría un determinado servicio en la futura aplicación de la idea en cuestión, por ejemplo.

A menudo las ICOs tienen unos mínimos y máximos de recaudación. Si el dinero mínimo a recaudar por la ICO no se alcanza en una fecha se cancela la ICO y el dinero vuelve a sus inversores. Estas condiciones, en caso de existir se reflejarán en el smart contract en forma de código.

Si la ICO tiene éxito el dinero será, en teoría, utilizado para desarrollar el proyecto asociado. Y los inversionistas esperarán que la ejecución del mismo sea positiva, y atraiga a más gente que quiera comprar dichos tokens, con lo que los mismos subirán de precio debido a su condición limitada y a un modelo basado en oferta y demanda.

Debido a la facilidad del proceso cada vez hay más más startups que están optando por este mecanismo de financiación.

¿Si hubiera comprado 100€ de Bitcoin hace 8 años cuanto hubiera ganado?

Sólo en 2017 se ha revalorizado un 1366%.

Si hubieras invertido 100€ el 11 de julio de 2010 al precio de 0,008 centimos de Euro por Bitcoin, a día de hoy tendrías 87 Millones y medio de euros.

Todo apunta a que los próximos 10 años el mercado de las criptomonedas va a tener una progresión muy parecida.

→ Los millonarios del Bitcoin son reales

Existen multiples personas que se han hecho millonarios en los últimos años y diciembre de 2018 apunta como el momento en que la población mundial va comprar bitcoin de forma masiva.

Call Now ButtonLLámanos