¿Qué es un smart contract?

A lo largo de todos estos años de vida de Bitcoin han aparecido nuevas ideas y soluciones descentralizadas a problemas y procesos que han ido surgiendo en la red. Una de estas soluciones son los Smart Contracts, que tratan de eliminar intermediarios con el fin de reducir y ahorrar costes.

Un Smart Contract es un contrato. Es decir, un acuerdo entre dos o más partes en el cual se define el lugar y el tiempo de algo, cómo hacerlo y qué sucede si no se hace, entre otras cosas. Pueden ser documentos verbales o escritos sujetos a leyes y requiriendo, en muchas ocasiones, a notarios para su validación.

En ocasiones, tales contratos están sujetos a interpretación. Por ello, surgen los contratos inteligentes.  Estos son capaces de ejecutarse y hacerse cumplir por sí mismos, sin mediadores ni intermediarios. Se tratan de “scripts”, códigos informáticos escritos en lenguajes de programación. No sólo las personas físicas o jurídicas pueden participar, también son creados por máquinas o programas que trabajan automáticamente.

La gran ventaja del Smarts Contract es que se crea en un ambiente que tiene carácter descentralizado, inmutable y transparente. Lo que implica que no haga falta que nadie los custodie, elimina burocracia, costes y tiempos.

El concepto de “contrato inteligente” (en inglés smart contract) surge en 1997 en un contexto en el que todavía no se puede hacer realidad debido a la inexistencia de la tecnología necesaria. Todavía no eran posibles las transacciones programables ni un sistema financiero que las reconozca. Fue en 2009 con la aparición de Bitcoin cuando se pudieron hacer realidad. Y es que los smart contracts se sirven de la tecnología de Bitcoin para existir, algo que le viene genial a Bitcoin, pues está haciendo que reciba mucha más atención atrayendo a nuevos usuarios.

Bitcoin tiene algunos contratos que se ejecutan por defecto y automáticamente. El dinero es programable. Cuando se forman acuerdos entre personas a través de la blockchain permite añadir lógica al dinero. La lógica permite ganar una completa seguridad a la hora de realizar una transacción a través del uso del lenguaje propio, permitiendo que sea la misma blockchain quien determine qué hacer en base a las indicaciones programadas y resolver problemas comunes de manera automatizada.

Aplicando estos conceptos se podrían obtener múltiples respuestas en el mundo offline, como por ejemplo:

  • Mercados distribuidos en los que Bitcoin actuaría como una moneda más y con una posición de competidor en el sistema financiero actual.
  • Propiedades como automóviles, teléfonos, casas o elementos no físicos controlados a través de la cadena de bloques conforman las nombradas smart property
  • Automatización de herencias estableciendo la asignación de los activos tras el fallecimiento. En cuanto llegase el fallecimiento, el contrato entraría en vigor y se ejecutaría repartiendo en este caso los fondos a la dirección establecida en el contrato.
  • Seguros: Partes de accidente, pagos de la compañía para reparaciones, reducción del fraude en accidentes,…

→ Los millonarios del Bitcoin son reales

Existen multiples personas que se han hecho millonarios en los últimos años y diciembre de 2018 apunta como el momento en que la población mundial va comprar bitcoin de forma masiva.

Call Now ButtonLLámanos