SHA-256, el algoritmo de la red bitcoin

Todas las criptomonedas se basan en la codificación de la información, haciendo que el mínimo cambio de carácter sea importante y provoque una variación en la información. Existen múltiples sistemas para la codificación de esta información. Uno de ellos es el SHA-256 y es el que escogió Bitcoin.

 Su nombre completo es Secure Hash Algorithm (en castellano: Algoritmo de Hash Seguro). Fue desarrollado por la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (NSA) y el National Institute of Standards and Technology (NIST). Su año de creación remonta a 1993 y la primera versión se conoce como SHA-0. Más tarde surgió el SHA-2, del cual se lanzaron cuatro variantes según el número de bits: SHA-224, SHA-256, SHA-384 y SHA-512.

Bitcoin lo utiliza para garantizar la integridad de la información almacenada en los bloques. Utiliza el sistema cifrado dentro de la red para ofrecer un mayor nivel de seguridad. Cualquier dato que se introduzca, independientemente de su tamaño, se obtendrá una codificación de 256 bits (32 bytes) expresada, únicamente, en 40 caracteres. El resultado puede estar formado por números o letras, de manera indistinta.

Si se quiere modificar esa salida de 40 caracteres, una vez verificado, cambiarían los caracteres resultantes de la compresión, se detectarían de manera inmediata y se descartaría la manipulación.

→ Los millonarios del Bitcoin son reales

Existen multiples personas que se han hecho millonarios en los últimos años y diciembre de 2018 apunta como el momento en que la población mundial va comprar bitcoin de forma masiva.

Call Now ButtonLLámanos