Siete formas de proteger tus bitcoins

Bitcoin es una de las monedas más seguras que se ha creado. Pero aun así está al alcance de los ladrones. Se cuentan en casi 1000 millones de dólares los bitcoins que se han robado. No son pocos ni pequeños los ataques que ha sufrido y siempre debido a fallos humanos en grandes puntos de concentración de bitcoins.

No solo teniendo los fondos gestionados por terceros se puede correr el riesgo. Aquí van siete maneras de proteger los bitcoins.

Gestionar las propias claves.

Hay que ser muy precavido (e inicialmente desconfiar) de los servicios online donde almacenar bitcoins. Analizar bien el servicio y ver su reputación son algunas recomendaciones.

Mantener el software actualizado.

Al utilizar ese programa como monedero y cliente para guardar las claves privadas, y además, operar con ellas, se debe mantener actualizado y libre de malware de cualquier tipo.

Si se utiliza un monedero web este puede estar infectado o el navegador tener una extensión malintencionada. Si se usa un programa inestable puede que se haya bajado un programa o actualización comprometida o tener en el teléfono una aplicación corrupta.

Cifrar las claves privadas.

Las claves privadas, una vez creadas, se guardan en texto plano en el dispositivo, en un fichero o base de datos interna. Pero los mismos monederos suelen tener un proceso para cifrar la clave privada con contraseña o “PIN”. En otras palabras, la clave privada se modifica en base a esa contraseña o PIN dejando de ser útiles por si solas.

Se recomienda usar una contraseña compleja para cifrar las claves y así protegerse mejor. Y si el monedero que se usa tan solo da la opción de elegir una clave privada, se aconseja elegir un texto complicado.

Usar doble autentificación.

Hoy en día el 99% de las contraseñas se roban a través de procesos de phishing con malware o esnifando la red, no por fuerza bruta. Si la preferencia es depositar los bitcoins en algún servicio web, como mínimo, se sugiere que se use un segundo nivel de seguridad. Así se evitaría, que alguien con la clave privada, no pueda acceder a la cuenta, pues necesitaría una segunda clave única proporcionada en ese mismo momento a través de una vía alternativa. Este método es seguro pero no infalible, aunque dificulta la entrada a terceras personas.

¡Pero ojo! Esto de nada sirve si lo que corrompen es el servidor del servicio donde se ha depositado los bitcoins. Por ello una buena regla en Bitcoin es delegar los bitcoins en cuantos menos sitios y en la menor cantidad posible.

Hacer copias de seguridad.

Si se utiliza un monedero que no esté alojado en algún servicio online es conveniente que se haga diferentes copias de seguridad almacenadas en distintos lugares. Y luego encríptarlas con otros servicios.

Se pueden guardar las copias en servicios de almacenamiento en la nube, pendrives, tarjetas SD, etc.

Usar direcciones multifirma.

Son fáciles de gestionar y son útiles en múltiples casos de uso, por ejemplo para guardar de forma segura tus bitcoins. Se tratan de un segundo tipo de direcciones, direcciones multifirmas.

Mientras que una dirección simple tiene asociada una clave privada, en las direcciones multifirma se pueden asociar varias claves privadas, es decir, se necesitan varias claves para firmar una transacción y que esta se realice.

Existen direcciones multifirmas totalmente configurables que, por ejemplo, son creadas con tres claves privadas, pero que solo requiera de la firma de dos para autorizar una transacción Bitcoin. Es lo que se conoce una dirección 2 de 3 (3 claves, 2 son necesarias).

Mantenerlos fuera de la red.

Es un proceso complejo pero que mantiene seguros los bitcoins, ya que se guardan en un lugar desconectado de internet.

Para ellos se pueden usar 3 tipos de almacenajes: Paper wallets (impresión de la clave en papel), brain wallets (memorizar la clave privada) y hardware (dispositivo físico de donde nunca salen las claves).

→ Si te interesa el tema te recomendamos también

Qué son las criptomonedas y sus principales características

Call Now ButtonLLámanos